Doble exposición de un Citröen dos caballos rojo y blanco

2 Caballos doblemente expuestos – Técnica de doble exposición

Hoy comparto una foto usando una doble exposición sencilla. Una forma de interpretar la realidad gracias a la larga exposición que nos permite jugar con las luces y con lo que queremos mostrar en nuestra imagen. Ya tenía ganas de hacer esta foto en la que se deja entrever el motor de un coche a través del capó, dando ese efecto de mirada Rayos X. La verdad que este precioso modelo fue el candidato ideal para ponerlo a prueba, básicamente porque a diferencia de la mayoría que encontramos…. este tiene motor jejejeje.

Más allá de que te guste el resultado final, la verdad que son fotos divertidas de realizar que conllevan cierta complejidad y precisión si se quieren hacer en una toma. Como diría un colega… «facile e divertente».

Doble exposición de un Citröen dos caballos rojo y blanco
Dos caballos a doble exposición – DMD Fotografía

Qué es la doble exposición

Consiste en superponer dos fotografías en las cuales se combinan las partes expuestas de ambas. Partiendo de esta base podemos lograr efectos como el del motor o otros tan interesantes como el de este ejemplo:

DobleExposición

Esta técnica tiene ya solera, en realidad viene desde la fotografía analógica o química (que no se me mosquee nadie). Con esos equipos lo que se hacía era exponer dos veces sin mover la posición de la película.

Ahora con la fotografía digital hay multitud de formas de hacerlo. La más básica es en el procesado, utilizando algún software tipo Photoshop puedes combinar dos fotografías simplemente cambiando su modo a «Aclarar».

La segunda opción es en cámara. Muchos de los modelos de gama media y alta incorporan ya la función «Multiexposición» que te permite realizar una fotografía sobre otra que esté en la tarjeta de memoria. Básicamente es hacer lo mismo que en Phosothop pero en cámara ya que te permite ver en la pantalla y ajustar cómo va a quedar.

Estas dos formas anteriores cumplen con el «facile» pero… para mi gusto les falta el «divertente». La tercera opción es modo full manual, es decir, hacer las dos exposiciones en un único disparo mediante iluminaciones y/o tapados. En este modo es cómo se ha tomado esta foto principalmente por dos motivos: Porque es más divertido y retador y… porque mi cámara no permite hacerlo de otra forma 😂

Cómo se realizó la foto

Por empezar por algún lado iremos a la iluminación. Luces cálidas fijas en el interior y rejilla y dos linternas para iluminar, una en cálido (faros y motor) y la fría para la carrocería.

El modus operandi para lograr este efecto es sencillo. La toma se divide en dos pasos, en el primero iluminamos solo el motor y en el segundo el resto del coche. Podemos practicar ambos de forma independiente y calcular el tiempo total de la foto. Este tiempo total nos permitirá ajustar las luces fijas y los parámetros de exposición para que tengan una buena exposición.

Hay que tener en cuenta también que un entorno oscuro ayuda mucho a las transiciones, si no es así siempre podemos cerrar diafragma y reducir ISO para tener una entrada de luz más controlada. La segunda consideración es que si vas a necesitar moverte o cambiar la iluminación entre tomas es recomendable tapar el objetivo (un simple trapo negro puede bastar) para que no capte esas luces.

Con la cámara en bulb en este caso lo primero que iluminamos fue el motor con la minimaglite. Hacerlo de forma muy selectiva y procurando no manchar de luz otras partes. Terminado este paso tapamos la lente sin cortar la fotografía, colocamos la luz en la rejilla y cerramos el capó. Con la primera parte de la fotografía terminada queda destapar de nuevo e iluminar esta vez la carrocería con la linterna fría y los faros con la minimaglite. ¡Y foto terminada!

Consejo, si en el resultado final notas que el motor apenas es visible puede ser que te falte luz en la primera parte de la toma o te sobre en la segunda, con vehículos oscuros se pueden conseguir resultados más contrastados.

La técnica en sí es muy sencilla y te permite hacer creaciones donde el límite lo pone la imaginación. Se puede realizar una doble exposición hasta modificando el encuadre, focal, enfoque…. hay quien realiza cambios de lente sin cortar la exposición. Un ejemplo de cosecha propia es la fotografía donde encerré mis fantasmas en el confinamiento. Una foto que implica cambio de encuadre, focal y foco para conseguir hacer la doble exposición del fantasma justo dentro de la botella. Una foto en un único disparo que puedes ver aquí Lecturas oscuras – Multiexposición si tienes curiosidad

Datos EXIF de la foto

  • F7.1
  • ISO400
  • 71seg

Equipo utilizado (Enlaces a Amazon)

  • Objetivo Tokina 11-20mm 2.8. Ver
  • Disparador remoto inalámbrico. Ver
  • Trípode Aluminio Neewer 7211. Ver
  • Linterna mecánico. Ver
  • Luces estáticas RGB. Ver

Y ahora, con la cancioncilla de Sor Citröen rondando en mi cabeza, me despido! Feliz fin de semana.

Buena luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.