dest Hades inframundo fotografía nocturna castillo

La entrada al reino de Hades – Jugando con la temperatura de color

Con esta fotografía nocturna transformamos las impresionantes ruinas de un castillo del siglo XIV en las puertas al reino de Hades. Según la mitología griega es el dios del Inframundo (Averno para los romanos). Hijo del los titanes Cronos y Rea, hermano entre otros de Zeus y Poseidón, es el amo y señor de la morada de los muertos a la cual se llegaba cruzando en la barca de Caronte. También se conoce por el Hades al propio inframundo que regenta.

«Divino hijo de Laertes, ingenioso Ulises, ¿qué designio más grande aún has concebido en tu corazón? ¿Cómo pudiste pensar en penetrar en la morada de Hades, donde habitan las sombras, imágenes de los hombres que ya dejaron de existir? «

Canto XI ‘La evocación de los muertos.’ , La Odisea. Homero.

He de reconocer que había visitado este castillo de día hacía 2 años, y tenía un par de encuadres en la cabeza, sin embargo esta vez íbamos un grupo más numeroso de compañeros entre los cuales habían hecho los deberes investigado e identificado opciones interesantes.

Empezamos probando encuadres exteriores de la fortaleza, pero debido al tamaño y la majestuosidad de sus murallas no era una foto sencilla en una única toma. Tras realizar la foto del conjunto nos adentramos más entre sus ruinas para llegar al encuadre de esta foto.

La noche en la cima era fría y el viento comenzaba a correr, algo que nos permitió tener una mezcla de nubes y estrellas muy interesante en el cielo. ¡¡Había que aprovechar!!

Hades inframundo fotografía nocturna castillo

Cómo se realizó la fotografía

Encuadre e Iluminación de la foto

El complejo de las ruinas del castillo es grande y peligroso de explorar por la noche. Hay que ir con cuidado para intentar evitar caer por algún agujero o tropezar. Una vez ubicamos el encuadre que estábamos buscando empezamos a preparar la iluminación de la escena. Luces cálidas en los huecos (arcos y pasadizo subterráneo) y linterna de luz fría en la piedra para hacer resaltar las texturas. Con las primeras pruebas de iluminación comencé a verlo claro, había que aprovechar esas nubes y potenciar el cielo.

Me gustan las fotos con los colores saturados, si hay nubes en la noche quiero potenciar esa contaminación lumínica, ya sabes si no puedes con tu enemigo únete a él. Así que ajusté a un balance de blancos cálido. Quería las nubes «en llamas» y con movimiento, la exposición debía ser larga por encima del minuto. Esto tiene una consecuencia negativa, las estrellas quedan en traza y no como punto pero debido a la baja visibilidad de estrellas en ese encuadre era un mal menor.

A la hora de iluminar la superficie de las paredes es importante hacerlo con ángulo para potenciar los relieves y texturas de la piedra, al igual que en el suelo. Iluminar con linterna te permite ser preciso en la dirección y alcance, pero requiere ser cuidadoso para que no se noten los «brochazos» al pintar con luz. 

En este caso el túnel y el exterior se iluminaron con linterna mientras que en los arcos empleamos luces fijas.

Respecto al revelado del RAW en Lightroom tiene ajustes de contraste, para potenciar las texturas de la piedra, y ajuste del balance de blancos para caldear más aún el ambiente. Es la entrada al Inframundo, que no se diga 🙂 

La foto tiene un revelado por zonas para el cielo (potenciando el naranja de las nubes) y para las cavidades iluminadas.

 

Datos EXIF de la foto

  • F5.6
  • Tiempo 90 seg
  • ISO800
  • 11mm

Equipo utilizado (Enlaces a Amazon)

  • Objetivo Tokina 11-20mm 2.8. Ver
  • Disparador remoto inalámbrico. Ver
  • Trípode Aluminio Neewer 7211. Ver
  • Linterna minimaglite. Ver
  • Linterna fría Fénix FD41. Ver

Espero que te haya gustado la foto y te sirva de ayuda el texto.

¡¡Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.